Alimentar el cuerpo y el alma

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat.

Alimentar el cuerpo y el alma

Es imposible que un niño aprenda y logre buenos resultados en la escuela si su mente está preocupada porque tiene el estómago vacío. Sin embargo, la triste realidad de hoy en día en Israel es que muchos niños que provienen de familias carenciadas no tienen suficiente para comer.

Sin una comida completa y adecuada en sus hogares o en la escuela, es imposible que estén en condiciones de concentrarse en sus estudios. Mientras ven como sus pares disfrutan de un almuerzo o merienda saludables, sufren la privación y la baja autoestima, al mismo tiempo que también su salud se ve severamente deteriorada.

En los centros Afikim, en cuanto llega, cada niño recibe una comida caliente. Como resultado, están más atentos y mejor dispuestos a concentrarse durante toda la tarde. Antes de irse a su casa, los niños reciben una merienda sustancial, como puede ser un sándwich y una fruta, para asegurarnos de que ningún niño se vaya a la cama con hambre.

Dele a un niño todos los beneficios que brinda una comida caliente y saludable al día. Colabore con los almuerzos de nuestros chicos.

¡Necesitamos tu ayuda!

Generosidad, amor, alegría y felicidad: estos son los regalos que los niños reciben en su centro. Sin mencionar: atención, una palabra cariñosa, un ambiente reconfortante después de un día escolar agotador, atención a cada detalle y, por supuesto, una comida caliente.