Programa académico

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat.

Uno de los principales objetivos del programa de Afikim para niños en condiciones de riesgo es brindar a cada uno de ellos una formación académica sólida como puntapié inicial para comenzar su vida.

El programa académico de Afikim está especialmente diseñado para reforzar en los niños las habilidades básicas tales como matemáticas, inglés y hebreo, de un modo sumamente personalizado y dedicando especial atención a cada niño. Las clases tienen como máximo 20 alumnos, que a su vez se dividen en grupos de 10. Cada grupo cuenta con un profesor especializado para asegurar una enseñanza personalizada y el máximo de los progresos por parte de los alumnos.

Un total de 48 horas mensuales les otorga a los maestros la amplia posibilidad de trabajar con cada uno de los niños, concentrándose en los puntos conflictivos y alentando la evolución del niño. Los coordinadores se mantienen permanentemente en contacto con los maestros del niño, tanto de la escuela como de los centros Afikim, para aunar esfuerzos en beneficio del alumno. El resultado es que los niños llegan a clase bien preparados, con sus deberes hechos, sabiendo las respuestas y obteniendo buenos resultados en las pruebas

El conocimiento que adquieren junto con las buenas calificaciones que obtienen resulta en una mayor confianza en sí mismos, que es la llave para obtener cualquier logro. El sentimiento de orgullo y éxito reemplaza la angustia del círculo vicioso del fracaso.

Como los padres no pueden ayudar a los niños a hacer los deberes escolares ni pagar un maestro particular que lo haga, Afikim brinda – gracias a su colaboración – una educación de calidad a los niños más desfavorecidos de Israel.

Durante diez años consecutivos, Afikim ayuda a los niños carenciados a desarrollar un sentimiento de confianza en sí mismos y les ofrece las herramientas para triunfar en sus estudios, servir en el ejército y transformarse en miembros productivos de la sociedad.

Ayudar a un niño de Afikim es la mejor obra de bien que usted puede realizar hoy. Al colaborar mejorando la vida de un niño, con educación, enriquecimiento cultural, actividades extraescolares y permitiéndole disfrutar todos los días de una comida caliente, usted puede cambiar su destino para siempre.

¡Necesitamos tu ayuda!

Generosidad, amor, alegría y felicidad: estos son los regalos que los niños reciben en su centro. Sin mencionar: atención, una palabra cariñosa, un ambiente reconfortante después de un día escolar agotador, atención a cada detalle y, por supuesto, una comida caliente.